Noticias

 

El dictamen nº 366/07 , sobre el proyecto de decreto para la promoción del gallego en la enseñanza, del Consello Consultivo de la Xunta suscitó un aluvión de críticas de las que el propio Consello se tuvo que defender publicando una nota de prensa (descargar copia aquí).

A pesar de incidir en la base estrictamente jurídica del dictamen, la Consejera de Educación, Laura Sánchez Piñón, realizó, posteriormente, unas declaraciones (leer aquí) que el Consello tilda en esta nota de "manifiestamente tendenciosas e inveraces".

Este es el texto completo de la segunda nota de prensa:

 

PRECISION DEL CONSELLO CONSULTIVO A LAS DECLARACIONES REALIZADAS POR LA SEÑORA CONSEJERA DE EDUCACIÓN Y ORDENACIÓN UNIVERSITARIA, CON OCASIÓN DE UNA ENTREVISTA EN LA VOZ DE GALICIA.

El pasado día 30, en la página 3 de la sección A fondo de La Voz de Galicia , en una entrevista realizada a la señora consejera con motivo del reciente dictamen desfavorable del Consello Consultivo en torno a la modificación del Decreto sobre el uso y promoción del gallego, y en relación con dos preguntas, cuyo tenor era: ¿Piensa que el Consello Consultivo actuó con falta de objetividad al hacer una consideración al artículo 13 que dice "utilizará con carácter general" cuando hace diez anos le parecía adecuada la misma expresión? y ¿Pero no es paradójico que hace diez años le resultara adecuada la misma expresión?, la señora consejera de Educación y Ordenación Universitaria respondió literalmente: "Sí, es paradójico que un órgano de garantía jurídica hiciera en el año 1997 un informe tan favorable respecto al mismo tema...".

Al respecto el Consello Consultivo estima necesario hacer pública la siguiente rectificación:

1º.- El artículo 13 al que se alude, del reciente decreto sobre uso del gallego en la enseñanza, regula el pretendido deber de uso de nuestra lengua por los alumnos en sede docente, mientras que el artículo 1 del mismo decreto regula la utilización de la lengua propia de Galicia en las actuaciones administrativas y la gestión burocrática de los centros docentes, materias de naturaleza y alcance absolutamente distintos como fácilmente se puede comprobar.

2º.- Por lo tanto, se evidencia una notoria y manifiesta falta de veracidad en la respuesta, por cuanto que el texto del Decreto 66/1997, al que se refiere, por el que se modificaba el Decreto 247/1995, no contenía en absoluto el actual artículo 13 del reciente Decreto 124/2007, sino que modificaba, exclusivamente, el artículo 1, artículo éste que no mereció en el momento oportuno observación o tacha alguna respecto a su contenido en nuestro dictamen núm. 29/97, emitido el 6 de marzo de 1997, al igual que tampoco en el dictamen emitido hace unas fechas.

3º.- La referida respuesta resulta, pues, manifiestamente tendenciosa e inveraz, y difícilmente compatible con la buena fe y la prudencia, cuando alude, inequívocamente, a una pretendida contradicción entre dictámenes, sugiriendo una falta de objetividad de todo punto inexistente.

Finalmente, conviene precisar que el texto originario de los artículos 1 y 8 del Decreto de 1995, éste último de tenor sustancialmente distinto al actual artículo 13 (por cuanto se sustituye ahora la expresión "se debe procurar" por el imperativo "el alumnado empleará"), no fue objeto de dictamen por el Consello Consultivo, al ser este órgano creado con posterioridad, como es público y notorio.