Noticias
Nuestros amigos de Convivencia Cívica Catalana nos remiten el siguiente mensaje:

 En los últimos días se ha hablado mucho de la resolución de 14 de marzo de la Consejera de Enseñanza, Irene Rigau, que considera ajustado a la legalidad el reparto equilibrado de las horas lectivas en catalán y castellano (9.5 horas en cada idioma) en un colegio de Barcelona.

 Convivencia Cívica Catalana valora esta resolución como un hito importante:

 

 

1)   Puede ser invocada por cualquier padre para solicitar un trato similar para sus hijos. Muchas veces a los padres se les dice –engañosamente- que no pueden pedir el bilingüismo en su colegio porque “es contrario a la ley de educación de Cataluña”. Pues ahora cualquier padre puede presentar la resolución firmada por la Consejera donde afirma que el trato equitativo de las dos lenguas oficiales es “estrictamente legal” y acorde con la Ley de Educación de Cataluña (Ley 12/2009 del 10 de julio), las sentencias y todas las normas legales.

 2)   Pone de relieve la incoherencia del discurso nacionalista. Nos habían dicho que el bilingüismo no era posible, que provocaría problemas, enfrentamientos entre alumnos,... ¿Existe el más mínimo problema en ese centro de Barcelona por dar un trato equilibrado a los dos idiomas? La realidad es obvia: no existe ningún problema. Todo lo contrario: los padres valoran positivamente que sus hijos puedan aprender sus asignaturas con un uso equitativo de español, catalán y complementado con el inglés.

 3)   También subraya el hecho de que en determinados centros educativos privados o concertados, muchas veces con matrículas y cuotas mensuales que no están al alcance de cualquier bolsillo, es más fácil conseguir que se den asignaturas en español mientras en los colegios públicos se impone taxativamente la educación exclusivamente en catalán. Consideramos que es una lamentable discriminación de tipo económico: ¿por qué un padre tiene que pagarse un colegio privado para que se cumpla la ley con su hijo? ¿Vivimos en un sitio donde la Constitución sólo se aplica si uno paga?

 En definitiva, lo que pedimos, un bilingüismo respetuoso y equilibrado, es algo lógico, sensato y estrictamente legal. Y esta resolución nos debe dar ánimos para seguir adelante porque se están consiguiendo éxitos en la buena dirección.

Felicitamos a nuestros amigos de Convicencia Cívica por su lucha.